• Visit Icon Visitas (353)
  • |
  • Promedio (1 Votos)
    La valoración media es de 5.0 estrellas de 5.
  • |
  • Share Icon

¿Es mi hijo o hija adolescente poco empático o empática?

Ayúdalos/as a ser empáticos/as, conoce cómo hacerlo.

Es común escuchar que "los y las adolescentes son egoístas, poco empáticos". Pensamos que solo se interesan por ellos y ellas mismas y que es muy difícil hacer que se interesen por otras personas, incluidos los propios padres. Entonces, ¿cómo deberíamos afrontar este tema con nuestros hijos e hijas adolescentes?

Sabemos que la empatía es la capacidad para "ponernos en el lugar del otro". Sin embargo, los especialistas señalan que hay varios tipos o características de empatía, que además son producto del desarrollo evolutivo del ser humano. La capacidad de conmovernos con el sentimiento del otro se termina de consolidar en la adolescencia, con la madurez progresiva de ciertas estructuras cerebrales (corteza prefrontal). Esto quiere decir, que nuestros hijos e hijas adolescentes aún están madurando no solo en cuerpo e inteligencia, sino también en afectividad y en la capacidad de ser empáticos.

Es por esto que en esta etapa los chicos y chicas tienden a ser egocéntricos, a pensar primero en sí mismos, en sus deseos y necesidades, antes que en los de otras personas. Ojo, no es lo mismo que ser egoístas, pues la poca madurez de la empatía tiende a dificultarles el ponerse en la perspectiva del otro, en ver el mundo desde un punto de vista que no sea el suyo. No se trata de que no les importen las otras personas, pues en el fondo se sienten muy vulnerables y necesitan del acompañamiento y guía cercana, sobre todo de sus padres.

Veamos algunas acciones sencillas que podemos realizar para favorecer el desarrollo en la empatía no solo en los adolescentes, sino desde etapas muy tempranas del desarrollo de la niñez:

  • Ayúdale a ponerse en el lugar del otro. No siempre el niño, la niña o el adolescente van a reconocer la perspectiva o emociones de otra persona en primera instancia. Ayúdalo y ayúdala a hacerlo con comentarios que promuevan la reflexión, como: "Veamos, qué podría estar pasándole a tu hermano para que se haya molestado", "quiero que por un momento pienses en cómo me angustio pensando en que te puede haber pasado algo malo cuando llegas más tarde de la hora acordada", "ponte en el lugar de la persona a la que le quitaste la cartuchera, para ti fue gracioso pero quizá a ella la haya molestado bastante, y a ti no te gustaría sentir eso por una acción de un compañero de clase".
  • Ayúdale a verbalizar sus emociones. El adolescente tiende a ser muy reservado o reservada con sus afectos, muchas veces porque le cuesta reconocer e identificar lo que está sintiendo. Ayúdalo a darle nombre a lo que siente. Cuando converses con tu hijo o hija, invítalos a que digan "lo que siento es cólera/tristeza/alegría por esta situación". Debemos ayudarlos y ayudarlas a entender que las emociones no son buenas o malas, sino que debemos entrenarnos para controlar las acciones que derivan de ellas. Hablar de sus emociones o las emociones que perciben en su entorno puede ayudarlos a descargarse.
  • Ayúdale a conocer y reconocer otras realidades. El desarrollo de la empatía está marcado por la posibilidad de conocer a otras personas, interesarse por lo que piensan y sienten, para luego comprender su perspectiva (y así ponerse en su lugar). Resulta productivo promover que el adolescente hable, conozca, descubra otras formas de "ver la vida" diferentes a la suya. Mientras más contacto tenga con otras personas y otras realidades, mejor será el desarrollo de su capacidad de empatía. En la medida de lo posible, promueve su participación en grupos de ayuda, equipos deportivos, grupos de artes, ciencias, o similares.

Tenemos la posibilidad de ayudar a nuestros hijos e hijas a ser cada vez más empáticos, desde muy pequeños, para que de adultos puedan ser mejores ciudadanos, preocupados no solo por sí mismos, sino por el entorno en el que viven. ¿Qué otras formas de generar empatía conocen? ¡A ponerlas en práctica!

Andrés Fernandini Vargas
Psicólogo Clínico

Comentarios

Excelente información. A compartirlo,
Publicado el día 14/09/19 17:39.
La información que nos brinda el Psicólogo Clínico, Andrés Fernandini Vargas, permitirá que como padres de familia y profesores ayudemos a nuestros hijos y estudiantes a desarrollar una inteligencia emocional.
Publicado el día 10/09/19 17:51.
Realmente interesante el aporte del psicólogo Fernandini, porque hay muchos padres y madres de familia que no saben cómo orientar a sus hijos por desconocimiento y solo se limitan a darles maltratos físicos y psiclógicos,lejos de informarse,para orientar a sus hijos, en lo que se refiere a la empatía y otros aspectos
Publicado el día 9/09/19 13:48.
Felicitaciones al Psicólogo Clínico Andrés Fernandine, por tratar de un tema muy importante sobre la empatía, que a muchos de nosotros nos falta poner en práctica ¿será muy dificil? no creo, si no tenemos que trabajarlo conjuntamente con los padres de familia para educar a los niños y asi llegar hasta la adolescencia, para formarlos personas empáticas.
Publicado el día 8/09/19 11:34.